Chacón

Con la renuncia de Zapatero a presentarse por tercera vez como candidato a la presidencia del gobierno, cabe la posibilidad de que por primera vez en España una mujer sea la candidata a presidenta. Ella es Carmen Chacón, ministra de Defensa que, según leemos, estará en la pugna para ser la candidata del PSOE junto a Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro de Interior. Todo apunta a que este último es el favorito de los barones del partido. En las primarias será la militancia quien tenga la última palabra.

Y la pregunta surge. ¿Influirá el hecho de que Chacón sea una mujer joven en las querencias de la militancia socialista? ¿Se considerará el hecho de que sea una mujer un hándicap, un valor añadido, o ya se han superado estas consideraciones? No lo creo. En el ordenamiento masculino imperante ser mujer no es neutral. Por muchas señales de feminización de la sociedad actual, el disco duro que formatea nuestra vida social sigue funcionando con el chip patriarcal. En cualquier caso la campaña será interesante, también en lo que respecta al funcionamiento de los estereotipos de género en las y los comentaristas de la corte, ya que otro tipo de valoraciones de cómo el género ha incidido en la votación de la militancia será difícil de calibrar si no se hacen algún tipo de encuesta interna al respecto.

Sea cual sea el resultado de la contienda interna, que una mujer esté en liza para cabeza de cartel de un partido con aspiraciones a seguir gobernando, es una buena noticia para las mujeres y para la sociedad en su conjunto.