EEUU: A los 88 años falleció la escritora Ursula K Le Guin

La noticia fue dada a conocer por su hijo Theo al diario “New York Times”. Su obra fue de gran influencia tanto para otros escritores como para el género audiovisual de ciencia ficción. También fue de avanzada su inventiva en cuestiones de poder, género y sexualidades.

Nacida en Berkeley California en 1929, Ursula fue hija de un Antropólogo y una escritora. La antropología está muy presente en varias de sus obras, donde trabaja el choque entre diversas culturas. Desde su infancia se interesó por la ciencia ficción. Estudió en las universidades de Harvard y Columbia, y una vez graduada, obtuvo una beca para seguir sus estudios en Francia, donde conoció a su compañero Charles Le Guin. Desde 1958 se radicó en la ciudad de Pórtland en el estado de Oregón, donde vivió las siguientes seis décadas.

Además de sus referencias a las ideas libertarias, su obra tiene una fuerte influencia del taoísmo (una de las traducciones que hizo fue el “Tao Te Ching” de Lao Tse).

Varias de sus obras tienen conexiones ya que forman parte de un mundo imaginario creado por la autora. Uno de esos mundos creados es el de “Terramar”, originariamente creado para su primer cuento de este ciclo titulado “La palabra que libera” pero luego con una serie de novelas en la que se destaca “Un mago de Terramar”. Las historias fantásticas de Terramar están influenciadas por civilizaciones pre industriales, principalmente con poblaciones asociadas al mar. Tanto de poblaciones de la antigua Grecia, pueblos de Oceanía, vikingos del norte europeo, o poblaciones precolombinas.

En contraste con Terramar, y su ambientación más vinculada con el “pasado”, otro mundo ficticio creado por la autora es Ekumen: una galaxia de mundos habitados por seres humanos planteado como “futuro”. En el “Ciclo Ekumen” se encuentran varias de sus novelas de ciencia ficción paradigmáticas como “Los desposeídos” “La mano izquierda de la oscuridad” o “El nombre del mundo es bosque”, entre otras que han sido de gran influencia para otras obras de ciencia ficción. Tanto en “Los desposeídos” como en “La mano izquierda de la oscuridad” la autora explora y naturaliza cuestiones que rompen con el sentido común, como por ejemplo la sexualidad de algunos de sus personajes, cuestionando moldes binarios y estáticos preestablecidos además de indagar sobre el posible fin de relaciones de dominación. La cuestión del poder, como la idea de cambios y sexualidades disidentes, es indagada tanto en cuestiones sexuales como en otras cuestiones políticas y económicas, en parte de las novelas del “ciclo Ekumen”.

“Los desposeídos” es una obra de ciencia ficción de lectura obligatoria para militantes anarquistas. El contraste de los planetas Anarrest y Urras, el primero habitado luego del exilio de revolucionarios anarquistas de Urras, plantea situaciones y contrastes de una utopía que contrasta con la escasez y las hostilidades de la naturaleza. Aquí aparecen otras adversidad ante el supuesto “final de la dominación”, explorando contradicciones, pero sin necesariamente dejar de lado la afinidad por estos ideales, mostrando nuevos problemas que surgen ante la superación de las adversidades.

“El nombre del mundo es bosque”, publicado también en la década del 1970, tiene un argumento con curiosas similitudes a la película “Avatar” que explotó las taquillas varias décadas después presentándose como una historia innovadora.

Hace poco se dio a conocer que “la mano izquierda de la Oscuridad”, considerada por parte de la crítica como una de las primeras novelas feministas, tendrá una serie televisiva de la que se espera un éxito comparable a “El cuento de la criada”. Habrá que esperar para ver que resulta ya que la adaptación televisiva de “Earthsea” (Terramar) no tuvo las mismas apreciaciones que su obra literaria.
fuente: http://www.anred.org/spip.php?article15923

Otros enlaces relacionados:
https://es.wikipedia.org/wiki/Ursula_K._Le_Guin
http://www.ursulakleguin.com/UKL_info.html
https://elpais.com/cultura/2018/01/24/actualidad/1516819736_105630.html
https://elpais.com/diario/2011/08/06/babelia/1312589541_850215.html

“Si una feminista es alguien que `piensa que el género es en gran medida una construcción social , y que nada justifica el dominio social de un género sobre otro, entonces soy feminista”.