El machista alcalde de Villalón

Además de machista, descerebrado a tope. Estaba leyendo un poema de Borges, y… ¡un maloliente tufo a machismo ha inundado el despacho! He vuelto a leer el reportaje de la prensa; dos veces más. Me he restregado los ojos por si estaba algo dormido. He vuelto a Borges, y me he dicho: no se lo envío al alcalde de Villalon porque es posible que no sepa juntar más de dos letras.

Va el aguerrido alcalde de Villalon y dice: he hablado con muchos hombres, y me han dicho: tal y como están las leyes, si la mujer va a dejarme sin casa y se va a ir con otros, lo que vale la pena es matarla. Y el alcalde de Villalón lo lanza los cuatro vientos, convencido de haber descubierto la pólvora, ser el máximo experto en violencia de genero, y no se que cosas mas. ¿Será consciente de que es un machista y además descerebrado? No se si será consciente, pero serlo lo es y en grado sumo. Ha dicho lo que los machistas, y todavía perviven entre nosotros, y por desgracia muchísimos, piensan: que supriman las leyes y que todo vuelva a su “estado natural”: la mujer en el puño del hombre. Para mayor “coña marinera” el alcalde de Villalon ha escrito al Rey pidiendo se intervención en la petición de indulto a su alguacil condenado por sentencia firme por el delito de violación. Según el descerebrado y machista alcalde la ley sobreprotege a las mujeres. Es decir, que las mujeres tienen que dejar que las violen, o las leyes deben condenar con una pequeña multa a los violadores. Es decir, las mujeres existen para ser violadas, las mujeres deben quedarse tranquilamente en casa, las mujeres no son libres de vivir su vida con quien quieran, las mujeres son…”propiedad de los hombres”. El alcalde de Villalón ha dicho lo que todavía muchos hombres piensan, aunque no se atrevan a hacerlo en voz alta; la mujer en la casa y con la pata quebrada. Yo no haría una moción de censura para echar de la alcaldía al machista y descerebrado. Simplemente lo echaría a la calle por no cumplir las condiciones para ejercer de alcalde: coeficiente mental a nivel cero, rechazo a las leyes establecidas, vocinglero del machismo, en absoluto demócrata. Igual que existen monumentos a los héroes y a los personajes históricos de las localidades, Villalon debería costear un monumento a su alcalde. Vestido con ropa de Atapuerca, debería llevar en su cuello un cartel con la siguiente inscripción: ejemplar de machista y descerebrado. Lo siento, me he indignado con el alcalde de Villalón. Pero no estoy dispuesto a callarme ante las atrocidades que ha dicho, o que dicen otros. Ya no mas silencio, ha que levantar la voz y hacerlo con fuerza. Y seguir la norma del refrán: al pan, pan, y al vino, vino. Traducido: al machista, machista; al descerebrado, descerebrado.