Esta noche busco patria para exilio

Esta noche busco patria para exilio.
Me durará una luna el desconcierto,

mientras tanto, para empujar la pena vuelvo a la poesía que me construyó la juventud,
versos de amor para entender la vida.

Paraules de amor sencilles i tendres en la arena dorada de Guardamar, para nombrar el vacío necesité a Salinas ¡qué paseo de noche con tu ausencia a mi lado! Me acompaña sentir que no estás conmigo.

Aprendí que la amistad vivía en Orihuela, compañero del alma compañero, me aliviaba acurrucarme entre Las Moradas, vivo sin vivir en mí y de tal manera espero, que muero porque no muero, para reconciliarme con mi religión familiar, ojala estas noches me acunen los 20 poemas de amor sin la canción desesperada,

Y con el amor, pegado a la editorial Losada, llegó el combate.
Stetit illa tremens, de Virgilio y el temblor de las lanzas de Troya en el aire, la astucia Homérica de Ulises para distinguir estrategia y táctica, saber que lo importante de Itaca era el viaje,
y que el rayo que no cesa, cabalgaba hasta enterrarlos en el mar.

Hoy es la primera noche de unos años difíciles para las mujeres en este país, en ellas va a recaer todo el cuidado de los mayores, sus hijos tendrán peores escuelas y harán más horas en las colas de los hospitales, van a perder libertades recurridas por la presión de las sotanas.

En la próxima luna o quizá antes, vuelva a la ironía y la denuncia, con una mezcla de rabia, política y humor, para sostener lo conseguido y defender la alegría.

Pero hoy sólo tengo ganas de pensar que la poesía es un arma cargada de futuro.

Buenas noches y buena suerte.