Harvard, Stanford y el MIT: las instituciones educativas que generan más mujeres emprendedoras

Según un estudio realizado dentro del programa de emprendimiento CrunchBase Venture Program, Harvard, Stanford y el MIT encabezan la lista de instituciones académicas de las que han salido más mujeres emprendedoras que han fundado su propia empresa financiada con capital riesgo. Un informe previo, publicado en mayo de este año, indicaba un importante aumento en el número de mujeres emprendedoras entre 2009 y 2014. Para realizar el estudio, el equipo de investigadores de CrunchBase buscó todas las empresas tecnológicas que recibieron financiación inicial en los EE.UU. durante este período de tiempo e identificó a sus fundadores y su género.

De las 14.341 empresas analizadas, 2.226 (apenas un 15,5%) tenían al menos una fundadora mujer. Aunque la cifra todavía es más bien baja, hay que señalar que prácticamente se ha duplicado a lo largo de los cinco años analizados, pasando del 9.5% en 2009 al 18% en 2014.

Análisis por ubicación

Curiosamente, al analizar los datos de CrunchBase por ubicaciones, podemos observar que la ciudad que ha producido el mayor número de empresas con una fundadora mujer es Nueva York, con 374 empresas; superando a San Francisco, con 338 nuevas empresas; y dejando muy atrás a ciudades de Sillicon Valley, como Palo Alto, con 50 empresas, o San José, con 19. Los Ángeles ocupa la tercera posición, con 67 empresas, seguida muy de cerca por Mountain View, con 66, y Boston, con 63. Y dentro de Nueva York, destaca la zona de Brooklyn, con un total de 33 empresas con al menos una fundadora mujer.

¿Pero a qué se deben estas diferencias? Para tratar de averiguarlo, el equipo de investigadores decidió analizar el historial académico de las mujeres emprendedoras de su estudio, con el fin de averiguar si existía alguna relación entre este y las ciudades en las que habían creado sus empresas. La idea era determinar en qué universidades estudiaron más mujeres emprendedoras y, dentro de estas, qué carreras o programas de posgrado, cursaron, y posteriormente, ver si existía alguna coincidencia con las ubicaciones de las empresas creadas.

Análisis por universidades

Se analizó una muestra formada por 3.616 mujeres, cuyas empresas habían recibido financiación desde 2009, independientemente de la cantidad de financiación recibida. El 72% de estas empresas tenía su sede en los Estados Unidos. Entre los resultados, se observó que el 99% de las fundadoras había completado sus estudios de licenciatura.

Como se puede ver en la lista elaborada por CrunchBase, Stanford y Harvard prácticamente empatan en la primera posición, con 236 y 235 fundadoras, respectivamente. Y el MIT ocupa la tercera, con 127, seguida de la Universidad de California Berkely y de la Universidad de Columbia, ambas con 105 fundadoras. En este sentido, parece haber ciertas coincidencias, dado que Standford y la Universidad de California Berkely, por ejemplo, se encuentran en la región occidental de la franja central de los EE.UU., cerca de Mountain View, San Francisco y Los Ángeles. Mientras que Harvard, la Universidad de Columbia, la Universidad de Pensilvania y el MIT se encuentran en la región noreste de los EE.UU., cerca de Nueva York y Boston.

En general, a nivel regional, podemos observar que la mayoría de las universidades del listado se encuentran en el noreste y las regiones occidentales de los EE.UU. (11 y 6, respectivamente), al igual que el mayor número de tituladas fundadoras (913 y 518, respectivamente). Illinois parece ser otro centro neurálgico, con tres de sus cuatro universidades incluidas en el listado y 172 mujeres tituladas y fundadoras en total, mientras que la zona sur es la que tiene el menor número de universidades (3) y de tituladas fundadoras (120).

Otras observaciones interesantes que se pueden extraer del listado son, por ejemplo:

  • Sólo un 15% de las fundadoras provienen de las cinco universidades que encabezan el listado, es decir, que la mayor parte de las fundadoras proceden muchas universidades diferentes.
  • Hay tres instituciones británicas entre las 25 primeras: la Universidad de Oxford, la Universidad de Cambridge y la London School of Economics, a pesar de que casi tres cuartas partes de las empresas del estudio son de los Estados Unidos.

Comparativa con los hombres
1. En cuanto a universidades
En comparación con las cifras de fundadores hombres, no resulta sorprendente que las universidades que ocupan los primeros puestos coincidan. No obstante, también hay algunos casos en los que la institución genera claramente más fundadoras mujeres que hombres, como la Universidad de Nueva York, que ocupa el puesto número 7 en las mujeres y el 15 en los hombres; o la Universidad de Boston, que ocupa el puesto 17 en mujeres y el 25 en hombres. Por otra parte, algunas universidades que aparecen entre las 25 primeras en la clasificación de mujeres fundadoras no aparecen en la de los hombres, como la Universidad de Michigan, la UC San Diego, la Universidad de Brown, la Universidad de Georgetown y la London School of Economics.

El motivo podría estar en el ratio de estudiantes hombres y mujeres de cada universidad. Por ejemplo, en la Universidad de Nueva York, el 58% de los estudiantes son mujeres. Sin embargo, el MIT tiene un 63% de estudiantes hombres y, en cambio, ocupa el mismo puesto en ambas clasificaciones.

2. En cuanto a títulos de posgrado
En cuanto al tipo de títulos, el 47% de las mujeres fundadoras afirma tener un título de posgrado, siendo el más común un MBA con un 19%. Las cifras, en este caso, son similares a las de los hombres, con porcentajes de un 51% y un 21%, respectivamente. Entre las universidades elegidas para realizar un programa de posgrado, la Escuela de negocios de Harvard se lleva la palma, seguida de la Escuela de negocios de Standford. Sin embargo, en general, no predominan los programas de negocios, sino que el tipo de programa elegido varía dependiendo de cada universidad. Por ejemplo, en los casos de Stanford, Columbia y MIT, las mujeres emprendedoras procedentes de estas universidades estudiaron mayoritariamente programas de posgrado de otras disciplinas, mientras que las que estudiaron en Harvard y la Universidad de Pensilvania optaron mayoritariamente por programas de posgrado relacionadas con el campo de los negocios.

3. En cuanto a títulos de grado
En este área sí se observan importantes diferencias entre las mujeres y los hombres emprendedores. En los estudios de grado la elección de las mujeres emprendedoras es la siguiente: ciencias sociales (30%), negocios (18%), artes y humanidades (17%), informática (10%) e ingeniería (8%). Los hombres, en cambio, optan principalmente por: informática (33%) e ingeniería (20%).  Sólo un 13% opta por las ciencias sociales y apenas un 4% por artes y humanidades.

De acuerdo con estas cifras, los hombres emprendedores tienen tres veces más probabilidades de tener un grado en informática que las mujeres; y poco más del doble de probabilidades de tener un grado de ingeniería. Y las mujeres son cuatro veces más propensas que los hombres a elegir un grado en arte y humanidades y más del doble de propensas a elegir un grado en ciencias sociales.

Obviamente, las nuevas empresas tecnológicas requieren tecnólogos, pero también personas con perfiles altamente creativos, persistentes y con capacidades de liderazgo, que no tienen por qué tener estudios en tecnología. Será interesante ver cómo evolucionan con el tiempo las cifras de ambos grupos. Puede que las mujeres adopten formas de emprender más similares a las de los hombres y las cifras tiendan a equipararse o puede que no.