Ladyada, la heroína del hardware libre

Limor Fried, fundadora de la compañía de hardware libre Adafruit, es considerada una de las mujeres más importantes en el mundo de la tecnología.
Ferviente defensora del Do it Yourself y del hardware de código abierto, ha logrado hacerse un hueco en la industria de la electrónica sin renunciar a sus principios.

Conocida como la pionera del  movimiento maker, Limor Fried ha conseguido lo que es el sueño de muchos aficionados: convertir su pasión en un negocio lucrativo. Alumna del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) su pasatiempo favorito, según ella reconocía, ha sido siempre “jugar con la tecnología”. Este juego no solo ha dado lugar a la creación de una empresa muy rentable, sino que le ha convertido en una de las figuras más importantes dentro de la revolución tecnológica que supone el  hardware libre.

Fue en 2005 cuando Fried empezó su proyecto en la habitación de la residencia del MIT donde estudiaba, vendiendo los kits electrónicos que ella misma hacía a conocidos. La ingeniera tenía en mente crear un espacio online para que aficionados de todas las edades y distintos conocimientos aprendieran electrónica y pudieran fabricar ellos mismos los productos que diseñaban. Así nació  Adafruit Industries, con la idea de ‘hazlo tú mismo’ que es la base del movimiento maker. Seis años después,  Limor Fried, alias Ladyada, se convirtió en la primera mujer ingeniero en aparecer en la portada de la prestigiosa revista Wired y fue incluida en la lista de  Fast Company de “las mujeres más influyentes en tecnología”. Un año más tarde la  revista Entrepreneur la nombraba emprendedora del año convirtiéndola en una de las jóvenes más exitosas de Estados Unidos.

Todos estos premios y reconocimientos son para una persona cuyo objetivo no ha variado desde que comenzó. “Creo que esto representa una oportunidad para los demás makers y los  hackers, para ver que es posible hacer una buena causa y tener un buen negocio”, dice. “Cualquier persona que quiera ayudar a enseñar a la gente la electrónica y crear cosas puede hacer un negocio de eso”.

Negocio open source

Adafruit vende principalmente kits de dispositivos electrónicos con licencias de código abierto, animando a los clientes a modificar los productos finales. Sin embargo,  su objetivo principal es la enseñanza de la ingeniería mundial. En este sentido, Fried se refiere a su negocio como “una empresa educativa con una tienda de regalos en la salida”.

En sus inicios desarrolló algunos de sus primeros dispositivos comerciales como la MiniPOV, cuya pantalla LED hace que las palabras parezcan estar flotando en el aire, y el reproductor de  MP3 Minty, que cabe dentro de una lata de Altoids (pastillas de menta). Una versión de este último, el  Kit MintyBoost – una base de estaño con cargador para dispositivos portátiles – ahora es best-seller de Adafruit, con más de 50.000 unidades vendidas. El año pasado, la start up ubicada en el Lower Manhattan, facturó unos 10 millones de dólares gracias a sus famosos kits de ‘hágalo usted mismo’.

Como abanderada del movimiento maker, Limor Fried dice que espera despertar en la cultura maker el interés de la gente en la construcción de sus propios productos electrónicos pero también en sus propias startups tecnológicas. “Adafruit no sólo quiere hacer más makers, queremos ayudar a inspirar a la gente para hacer negocios y hacer aún más makers”, explicaba Ladyada.

Aparte de la venta de equipos, dispositivos originales y tutoriales online, Adafruit trabaja en todo el mundo con escuelas, bibliotecas y laboratorios de tecnología o hackerspaces, para promover la  educación STEM, que integra la electrónica en el aprendizaje.

Tributo a las predecesoras

Limor Fried recupera mediante su seudónimo online, Ladyada, la memoria de una de las precursoras de la informática. Ada Lovelace, nacida en siglo XIX, fue unas de las pocas mujeres, de las que se tenga registro hoy en día, en aplicar las matemáticas en la creación de un código analítico. La originaria Lady Ada describió un algoritmo para calcular los  números de Bernoulli en la máquina analítica de Babbage hecho por el que es considerada como la primera programadora de la historia. También sugirió la utilización de tarjetas perforadas para introducir instrucciones en la máquina analítica.

Un homenaje de la que es ahora la mujer con más presencia internacional en el mundo de la tecnología y en el ámbito maker. Limor, Ladyada, Fried es además para muchos, la gran defensora de la filosofía del hardware libre o como más románticamente se la conoce, “la heroína del open source”.