Skip to content
20/08/2014

Noticias

Estereotipos en la adolescencia y su repercusión en la salud

Versión para impresiónSend by emailVersión en PDF
estereotipos
14/02/2011
Margarita Petit Vila, Montse Prat Tordera

Los estereotipos de género están presentes de forma directa en la vida cotidiana de los adolescentes y les afectan en sus conductas y decisiones.

Como enfermeras que trabajamos en el ámbito de la salud somos testigos directos de la demanda que hace la población adolescente. Si a ello añadimos sus opiniones sobre estereotipos, sexo o relaciones familiares recogidas durante cuatro años que reflejan sus ideas, debiéramos llegar a conclusiones sobre su estado de salud y también hasta dónde alcanzan los recursos sanitarios.

Tal como dice la OMS: “Para conseguir los más altos niveles de salud, las políticas sanitarias deben reconocer que las mujeres y los hombres, debido a sus diferencias biológicas y a sus roles de género, tienen diferentes necesidades, obstáculos y oportunidades” (OMS 2001).

De otra forma más llana la descripción del Sr, Jordi Gol en el año 1976 nos dice que la salud “Es una manera de vivir autónoma, solidaria y alegre”. Una buena fórmula que es tan sencilla como difícil, pero que sin duda sería la mejor manera en que discurrir la etapa previa a la madurez de las personas Los cambios sufridos en el cuerpo de las personas adolescentes y el cambio de visión de sí mismos/as, les afecta de forma directa en su salud. La adolescencia es una etapa difícil y que va a tener consecuencias, sin embargo el sistema de salud presta atención al área biológica descuidando los factores bio-psico-sociales causantes de la perdida de la salud.

Existen unos determinantes para la salud a través de la biología humana, condicionados por la genética y sometida al envejecimiento. También contribuye a disponer de una buena salud el medio ambiente. Determinados países y zonas están sometidos a graves deficiencias debido a contaminantes en el aire, el agua o la tierra y a través de ellos los alimentos son contaminados a su vez.

Los factores psicosociales vienen condicionados por la forma en que se desarrolla la evolución de las personas respetando a su cuerpo como un todo. A ello contribuye la cultura y las tradiciones que no por serlo son aceptables e idóneas para la salud.

En otro orden la sociedad ensalza valores como la virilidad demostrada a través de la fuerza, el poder o la velocidad. La violencia utilizada para resolver conflictos es algo visto con buenos ojos por el mundo adulto apartando formulas como el dialogo y la comprensión como actitudes poco efectivas. Los valores de la feminidad cautivadora, sumisa y sexual se muestran sin pudor como algo positivo para las chicas. Todos estos valores masculinos y femeninos se pueden mostrar de la forma más solapada y sutil como ordinaria y degradante.

Nuestra hipótesis es que los estereotipos de masculinidad y femineidad condicionan la aparición de síntomas y enfermedades en la adolescencia. Así mismo pensamos que existe una correlación entre la prevalencia de estereotipos y la demanda paralela de salud durante el mismo espacio de tiempo.

Los objetivos de nuestro estudio son:

  • Conocer la prevalencia de los estereotipos en la población adolescente de entre 13 y 20 años de la ciudad de Mataró.
  • Relacionar la influencia de los estereotipos con su demanda de asistencia a los servicios de Urgencias del hospital, Consulta Joven “PASSIR” y Centro de Iniciativas y Recursos para las Mujeres “CIRD” de la ciudad de Mataró.

Para conocer las ideas estereotipadas de la población adolescente disponemos de unos cuestionarios que los alumnos/as rellenan en los talleres sobre Prevención de la Violencia de Género.

El estudio efectuado es cuantitativo y de tipo transversal con un análisis de las variables a través del cálculo de las puntuaciones de los cuestionarios sobre estereotipos de género. Queremos conocer la incidencia de los y las adolescentes en los servicios de salud y todo ello lo efectuaremos con un soporte estadístico SPSS.

La edad del grupo es de 13 a 20 años y el espacio de tiempo es a partir del curso 2005 hasta el 2009

IDEAS ESTEREOTIPADAS MASCULINAS:

  • El Hombre ha de dirigir con ternura a la mujer 58,6% P<0,01
  • La opinión de los chicos tiene más peso que la de las chicas 34,3% p<0.01
  • A las chicas les gusta que las protejan71.9%.
  • Las chicas cambian a los chicos 62%.
  • Las chicas son manipuladoras 58,5%.
  • Las chicas por naturaleza son pacientes y tolerantes 51,1%.

IDEAS ESTEREOTIPADAS FEMENINAS:

  • A las chicas nos gusta que nos protejan: 71,9%
  • Las mujeres en general son más frágiles: 56,3%
  • Una mujer frágil tiene más encanto: 40%.
  • Las mujeres son más compasivas con su pareja: 74,6%.
  • Creo en la pareja ideal: 24,8%.
  • Lo ideal es vivir en pareja: 27,6%

Los síntomas y la enfermedad

Los síntomas son multi causales e inciden de forma directa en su salud. Actuar conforme a los estereotipos masculinos o femeninos les condiciona para aceptar actitudes o acciones que revierten en su salud.

El “malestar” es un estado donde se mezcla lo bio-psico-social creando un disconfort que finalmente se manifiesta. Vamos a incluir en este estado una serie de ideas estereotipadas de ellos y ellas. Este ideario contribuye a deteriorar la imagen de sí mismas/os y aunque sean afirmaciones que nos puedan sonar “anticuadas” siguen vigentes. Todas estas respuestas son significativas.

El malestar:

Aquí tenemos una serie de frase que ellos afirman sobre los estreotipos que pueden desencadenar el malestar

  • Existe la pareja ideal 54%
  • Quien me quiera me hará sufrir 58,9%
  • Las mujeres son mas sentimentales y sensibles 54,7%
  • Si un chico liga es más valorado por el grupo 67,5%
  • Si una chica liga es una fresca 43,9%
  • Quienes no ligan pronto son fracasados 18%
  • Las chicas hablan y ellos no expresan sus sentimientos 60,1%

Resultados significativos <0,01

Ahora haremos un recuento sobre patologías discretas, a las que podríamos llamar molestias y que sin embargo pueden influir en la cotidianeidad por su persistencia. Sintomatología de ese malestar. Todas las patologías que vamos a referir son diagnósticos de salida una vez se ha efectuado la visita. Vemos en el cuadro posterior que las chicas tienen más acentuados estos síntomas característicos del malestar aunque en ellos también es significativo. Asociamos estos síntomas con el malestar, al igual que las contractura musculares y las tendinitis, todos son la causas más prevalentes de visita, muchos de ellos aparecen sin causa aparente.

Sabemos que estas sintomatologías son multi causales pero podemos asociarlas al malestar cuando no están ligadas a ningún tipo de contusión o lesión previa, la evolución de las mismas y curación es de forma espontanea, muchos no siguen Las crisis de ansiedad son atribuidas al sexo femenino y podemos observar que el número de chicas que consultan es mayor. Pero no es nada desdeñable el número de chicos que padecen crisis de ansiedad. Hemos de tener en cuenta que estas crisistambién se desencadenan tras el consumo de substancias, en periodos de deshabituación y durante un largo periodo de tiempo. Por lo tanto chicos y chicas son vulnerables a las crisis por motivos diferentes pero que les afecta de igual forma.

Tenemos dos afirmaciones, en la primera un número importante de chicos encuentran extraño que un chico manifieste sentimientos que tienen asimilados como femeninos.
Ellos: Mostrar ternura y/o sensibilidad es raro en un chico: 36,3 %.

En la segunda frase las chicas siguen en su papel de sumisión y creen que es normal aceptar conductas de fuerza y coacción.
Ellas: Es normal que me obligue a tener relaciones sexuales: 30%.

Las intoxicaciones medicamentosas corresponden en mayor número a las chicas. Las ingestas en los chicos suelen ser por fracasos amorosos mientras que sus compañeras lo hacen por diferentes motivos.

Las siguientes afirmaciones consolidan la idea de sumisión femenina puesto que una porción importante del estudio la afirma. Los chicos reafirman su amor adolescente tras los celos. Sentimiento que nos revela más inseguridad propia.

Ellas: Siempre cedo para que no se enfade, 30 %.
Ellos: Si me dice que tiene celos de los amigos es porque me quiere más, 38,5%.Resultados significativos p<0,01.

Según el ministerio de Sanidad y Consumo el 84,2% de los escolares ha consumido alcohol en alguna ocasión. El alcohol es la droga más consumida con apenas 13 años.

Las chicas registran mayor prevalencia de consumo pero en dosis menores.

Las chicas consumen alcohol cada vez más ya que las conductas masculinas son más exitosas. De esta forma copian a sus homólogos en una de las facetas poco aceptable. Así vemos que el consumo está a punto de emparejarse al de los chicos.
Pero a pesar de todo, la conducta social adulta tolera el consumo de alcohol, Menospreciando toda conducta que reprenda o castigue su consumo de forma irresponsable. En cierta manera parece que tan solo los jóvenes tomen alcohol mientras sus mayores también lo hacen. El patrón social lo acepta y no castiga a quienes se saltan las normas cívicas.

El cuerpo y la belleza

  • Ellas:
    Me gustan los chicos guapos y con un buen culo 55,9%.
    Mi aspecto condiciona mi éxito 50,5%.
  • Ellos:
    Me gustan las chicas que se cuidan y hacen deporte 89,2%.
    La imagen para una chica es muy importante 73%.

La opinión de las chicas manifiesta abiertamente sus gustos masculinos, algo probablemente impensable hace una década. Reconocen la importancia de su aspecto para obtener el reconocimiento de los/las demás. Posiblemente lo manifiestan en menor grado, si tenemos en cuenta el cuidado que prestan en su atuendo diario o el vestuario que utilizan para ir al instituto un buen numero de chicas.

Sus compañeros manifiestan de forma abierta que las prefieren cuidadas y deportistas. La imagen de una chica que es obesa suele asociarse a una persona que se cuida poco de su aspecto externo y tiene un aspecto poco adecuado. Saben y afirman que la imagen para una chica es muy importante.

La violencia de género

La antesala de la violencia de género es la idea del dominio del hombre sobre la mujer, el control que se vive como algo “normal y corriente”.

Las siguientes afirmaciones contienen una porción de sexismo hostil por parte de los chicos y una clara sumisión por parte de las chicas.

CONCLUSIONES

En primer lugar afirmamos nuestra hipótesis. Los adolescentes están condicionados por los estereotipos de género que la sociedad transmite. Hemos podido comprobar que los estereotipos sexistas están presentes de forma sutil en la vida diaria y los aceptan como normales. El sexismo hostil esa presente en un 13% al igual que el sexismo benevolente al que aparece en un 39%.
Los estereotipos de género condicionan de forma directa el actuar y pensar de los adolescentes aceptando situaciones de riesgo real para su salud.

La medicina es androcentrica y además trata los síntomas sin visualizar el origen.

Desde la mirada de enfermería tenemos más asumida una visión global, pero la mirada médica debe incluir mucho mas ver el cuerpo como un todo bio-psico- social para tratar de forma integral a las personas.

Los roles de género condicionan su percepción de salud, manteniéndose a través de las culturas y la sociedad. El rol de la mujer que ha de agradar a los demás, complacer a su compañero sexual y que ve en la maternidad una realización personal.

El rol del hombre que ha de ser valiente y arriesgado como muestra de virilidad, afrontado peligros y desafíos, pero a su vez incapaz de manifestar abiertamente sus sentimientos lo que podría poner en duda su hombría.

Los síntomas masculinos están asociados al riesgo, la alexitima (dificultad para expresar sus sentimientos) o la violencia. Los síntomas femeninos van asociados a la sumisión, desvalorización y a la dependencia.

artefinal