Malas

“Nos queremos, no envidiamos, nos compadecemos, nos prestamos a la confidencia, no apoyamos, competimos, nos divertimos y aprendemos juntas”, escribe Carmen Alborch en la introducción a esta obra.

La autora de Solas nos habla de algunas cuestiones clave en las relaciones entre mujeres en el comienzo del siglo XXI: de la rivalidad que las ha enfrentado históricamente; de la presunción de “maldad” extendida a casi todas ellas por las tradiciones culturales. Y también se refiere a la complicidad entre mujeres, esa hermosa connivencia de muy variada naturaleza, milenaria incluso, o con clara dimensión política, donde las mujeres se encuentran para que sus voces sean oídas y respetadas.