Sobre el artículo de Enrique Lynch

Aún profundamente decepcionadas por la publicación en el diario El País del artículo de Enrique Lynch, en el que se justifica la violencia de género con argumentos tan peregrinos como que todo lo que no es mayor es menor, olvidando el matemático concepto de la igualdad, o que son las canciones del pop las que provocan el asesinato de mujeres, leemos las explicaciones de la Defensora del Lector (y suponemos que también de la lectora) que se escuda en la publicación de otros artículos en sentido contrario para justificar lo que a todas luces es injustificable.

Parece que la linea editorial de El País no hace sino reproducir el círculo del maltrato, ofendiendo profundamente primero e intentando después reparar con “flores” como el artículo de Soledad Gallego-Díaz el mal hecho. No es suficiente. Imaginamos a la Defensora de las lectoras impotente ante el aluvión de críticas, escuchando los estúpidos razonamientos del Sr. Lynch, reiterándose en sus afirmaciones, escribiendo su artículo aún a sabiendas de que no va a reparar el daño hecho. Porque el artículo de marras ha dado pábulo a cientos de comentarios machistas que retratan una sociedad en la que mujer tiene que mantener su rol de sometimiento silencioso si quiere sobrevivir. El Sr. Lynch se permite frivolizar con el tema, nosotras no. Esperamos, sinceramente, que un hecho de estas características no vuelva a repetirse y que un peri&o acute;dico como El País no vuelva a ser tribuna de aquellos que consideran la violencia contra las mujeres como un mal menor provocado por la propia mujer y que justifican en una supuesta lucha de sexos el maltrato a la mujer.