VNS Matrix

A principios de los noventa surgió en Adelaide (Australia) un grupo de artistas y activistas que se dieron en llamar VNS Matrix y escribieron el primer Manifiesto Ciberfeminista.

Desde la aparición de esta primera diatriba, el movimiento ciberfeminista empezó a crecer y a cambiar de dirección. Llegó a Europa y el 20 de septiembre de 1997, se celebró la Primera Internacional Ciberfeminista en la Documenta X, una muestra internacional de arte contemporáneo. Tal y como explica Jeanne Pierce, en 1991, en una acogedora ciudad Australiana llamada Adelaide, cuatro niñas aburridas decidieron divertirse con el arte y la teoría feminista francesa. Crearon una especie de mini corporación, VNS Matrix, su primer texto/obra de arte: “A cyberfeminist manifesto for the 21st Century”; realizado como homenaje a Donna Haraway, giraba alrededor de la idea de ciberfeminismo. Como muchas consignas corporativas, el ciberfeminismo cuajó, y como una ola de gloria esparció sus tentáculos hasta lugares lejanos.

pdf-icon