Carmen Calvo será vicepresidenta del Gobierno de Pedro Sánchez con competencias de Igualdad

La exministra de Cultura y secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, será vicepresidenta del Gobierno de Pedro Sánchez y ministra de Igualdad, según fuentes socialistas. Al Ejecutivo también se incorpora José Luis Ábalos, uno de los dirigentes más próximos a Sánchez, mientras que la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, sustituirá a Margarita Robles al frente de la portavocía del Congreso.

Calvo, de 61 años, volvió a la primera línea política durante las primarias en las que Sánchez se enfrentó a Susana Díaz y se ha convertido en una de las mujeres fuertes de la dirección socialista. Fue la encargada de negociar con Soraya Sáenz de Santamaría el 155 para Catalunya.

Sánchez quiere darle a la igualdad un peso relevante en el nuevo Ejecutivo por lo que le da esa competencia a la que será su número dos en el Consejo de Ministros.

Ábalos será ministro

Adriana Lastra, que es la número dos de Sánchez en el partido, será la sustituta de Margarita Robles al frente de la portavocía en el Congreso, un puesto que se queda vacío con la marcha de la jueza al Gobierno donde ocupará previsiblemente la cartera de Interior.

Otro nombre que sonaba para la portavocía era el de José Luis Ábalos, secretario de organización y uno de los dirigentes más próximos a Sánchez. Ya ocupó ese puesto durante el periodo interino desde que ganó las primarias hasta que nombró a Robles tras el congreso del PSOE. Ábalos, que se ha encargado de pilotar las negociaciones con el resto de formaciones ante la moción de censura, tendrá finalmente responsabilidades de peso en el nuevo Gobierno.

Otros dos nombres confirmados del nuevo gabinete son los de Josep Borrell para la cartera de Exteriores y el de Teresa Ribera al frente de un amplio departamento para Medio Ambiente, Energía y Cambio Climático.

Gesto a Andalucía: la consejera de Hacienda, al Gobierno

La actual consejera de Hacienda del Gobierno de Susana Díaz, María Jesús Montero, se hará cargo de esa materia en el Ejecutivo de Sánchez, según ha adelantado la Cadena Ser y han confirmado a eldiario.es fuentes socialistas. En su etapa al frente de la consejería de la Junta, Montero ha adquirido relevancia en las filas socialistas y tendrá peso en el Ejecutivo en una cartera a la que le corresponde la financiación autonómica, una de las reclamaciones de los presidentes socialistas, que se posicionaron del lado de Díaz frente a Sánchez en las primarias.

La estructura que Sánchez está perfilando separa, por tanto, el área de Economía, un área para el que suenan con fuerza los nombres de David Vegara y Nadia Calviño. Para Sanidad el que fue consejero vasco de Salud Rafael Bengoa sopesa la oferta de Sánchez. Para ese puesto fuentes socialistas también sitúan a la asturiana Luisa Carcedo, que es la número dos del PSOE en el Senado y fue una de las principales defensoras de Sánchez en las primarias. A Carcedo otras fuentes la sitúan al frente del Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil que impulsará el nuevo Gobierno de Sánchez.

La catalana Meritxell Batet se perfila como ministra de Administraciones Públicas, según La Vanguardia. Batet fue una de las dirigentes de la máxima confianza de Sánchez en su primera etapa al frente del PSOE (fue su número dos en las elecciones de 2015), aunque la relación se enfrió porque Batet se mostró partidaria de Patxi López en la competición por el liderazgo. La cartera de Administraciones Públicas tendrá un peso relevante en el conflicto territorial con Catalunya, que será uno de los principales retos del Gobierno de Sánchez.