Cultura de la violación

Autoría:

« Back to Glossary Index

La violencia sexual es fundamental para subordinar y humillar a las mujeres, y a veces también a los hombres. No se trata de actos sexuales, sino de actos de poder. Para entenderlo podemos imaginar un iceberg que en la parte visible muestra las conductas: violación, abuso o acoso, y por debajo oculta la ideología y las formas de pensar que le son favorables: la misoginia, la cosificación y la mercantilización del cuerpo de las mujeres, el tabú de su placer, la erotización de la violencia o la confusión sobre el consentimiento.

Este es el caldo de cultivo necesario para que se produzca la violencia directa, la culpabilización y la estigmatización de las víctimas, así como la impunidad del agresor, normalizado la justificación y la exhibición de la violencia sexual.

En los años setenta el feminismo radical creó el concepto cultura de la violación para combatir los valores y creencias que la justifican, normalizan y toleran, que contribuyen a evitar las denuncias por miedo al castigo y favorece la impunidad.

Amada Traba y Chis Oliveira.

Extraído del Breve Diccionario de feminismo. Rosa Cobo y Beatriz Ranea (eds)

« Volver al Indice