Pornografía

Autoría:

« Back to Glossary Index

La pornografía se ha convertido en la educación sexual de las nuevas generaciones, y a raíz de la pornificación de la cultura se ha asumido que pornografía y sexo son sinónimos. En muchos casos es sinónimo de violencia contra las mujeres.

La pornografía muestra la violencia sexual en que no hay resistencia activa por parte de las mujeres como sexo no violento, invisibilizándola en tanto que violencia y normalizándola como sexo.

La pornografía erotiza la violencia sexual en que hay resistencia activa por parte de las mujeres, transmitiendo a los varones que ejercerla es sexualmente excitante. Los hombres son sujetos y las mujeres y niñas son objetos, cuerpos, cosificadas y deshumanizadas. La norma central es que el deseo que tenga el hombre siempre va a verse satisfecho por medio del acceso al cuerpo de una mujer, independientemente de que ella no lo desee o no de su consentimiento.

Reafirma el viejo privilegio patriarca según el cual los varones tienen derecho a satisfacer sus deseos accediendo a los cuerpos de mujeres y niñas. Y niega el derecho de estas a poner límites en lo relativo a que a ellos accedan otros, es decir, niega el derecho humano a una vida libre de violencia.

Mónica Alario

Extraído del Breve Diccionario de feminismo. Rosa Cobo y Beatriz Ranea (eds)

« Volver al Indice