Los anuncios con cuerpos esculturales, prohibidos en el metro de Londres

Autoría: Cadena Ser

Los anuncios publicitarios que puedan provocar problemas de autoestima sobre la imagen corporal a los ciudadanos no podrán ser exhibidos en los sistemas de transporte público de Londres.

«Nadie debería sentirse presionado mientras viaja en metro o en autobús al caer en expectativas no realistas acerca de sus cuerpos», argumenta el nuevo alcalde de la ciudad, Sadiq Khan

Los anuncios publicitarios que puedan provocar problemas de autoestima sobre la imagen corporal a los ciudadanos no podrán ser exhibidos en los sistemas de transporte público de Londres, según ha anunciado el nuevo alcalde de la ciudad, Sadiq Khan.

La preocupación sobre el hecho de que algunos mensajes publicitarios pueden proyectar expectativas poco realistas en la población se planteó públicamente el pasado año en este país a raíz de un póster que promovía un batido proteínico. Ese anuncio, que mostraba una modelo escultural en bikini y lanzaba la siguiente pregunta: «¿Estás preparado para tener un cuerpo de playa?», apareció en las paredes de distintas estaciones de metro de Londres y generó una petición pública, firmada por decenas de miles de firmas, para que fuera retirado.

Ahora, el alcalde de Londres ha anunciado que, a partir de julio próximo, Transport for London (Tfl) no permitirá que se publiciten anuncios que puedan generar presiones de este tipo, especialmente entre los jóvenes. «Como padre de dos niñas adolescentes, me preocupa extremadamente este tipo de publicidad que puede degradar a las personas, particularmente a las mujeres, y hacer que se avergüencen de sus cuerpos», señala el primer edil de la capital británica.

Khan argumenta que «nadie debería sentirse presionado mientras viaja en metro o en autobús al caer en expectativas no realistas acerca de sus cuerpos» y ha querido, por ello, «enviar un mensaje claro a la industria de la publicidad sobre esto».

El sustituto en la alcaldía del tory Boris Johnson tras las elecciones locales del 5 de mayo, ha pedido al Tfl que forme un equipo —Advertising Steering Group— para que se encargue, entre otras funciones, de revisar periódicamente estas medidas.

El director de desarrollo comercial de Tfl, Graeme Craig, opina, por su parte, que «la publicidad en la red de transporte no es como en la televisión, internet o en los medios impresos». «Nuestros clientes no pueden, simplemente, desconectar o pasar la página si un anuncio les ofende o les disgusta», argumentó.