Los ‘préstamos porno’ que escandalizan a China

Autoría: Stuart Leavenworth

Los prestamistas exigen a mujeres jóvenes imágenes desnudas como garantía para acceder a préstamos mayores y luego las chantajean con publicarlas si no devuelven el dinero con altísimos intereses.

Unos sospechosos prestamistas de Internet están supuestamente obligando a estudiantes universitarias a proporcionar fotos de sí mismas desnudas como aval. Este sistema de préstamos por porno ha desatado la indignación en el país, después de que esta semana los medios estatales dieran a conocer estos acuerdos a través de la red.

Algunas universitarias aceptan enviar a posibles prestamistas fotos desnudas en las que sujetan sus carnés de identidad. A cambio, adquieren el derecho a recibir mayores préstamos, de cuantías entre dos y cinco veces más altas de las normales, según el Beijing Youth Daily. Los prestamistas dicen a las estudiantes que publicarán las fotos en Internet si no devuelven el dinero a tiempo, a menudo con tipos de interés abusivos.

Según los medios estatales, el sistema de préstamos se desarrolla en la web Jiedaibao, de JD Capital. Es una plataforma en la que las personas –a menudo amigos y conocidos– pueden prestar o recibir dinero, llegando a sus propios acuerdos. Parece ser que algunos de los prestamistas online de la web asedian a personas jóvenes que tienen poca experiencia financiera.

El Beijing Youth Daily ha contado la dura situación de Lin Xiao, seudónimo de una estudiante de la provincia de Jiangsu. La joven contó al periódico que quería abrir un pequeño negocio, por lo que en febrero aceptó enviar fotos desnuda a prestamistas privados a cambio de 120.000 yuanes (unos 16.000 euros). En cuatro meses, su deuda subió a más del doble. Después de que los prestamistas la amenazaran, tuvo que pedir dinero a su familia para que no publicaran en Internet sus fotos desnuda. Este miércoles, las informaciones chinas sobre los «préstamos desnudos» habían generado miles de comentarios en varias webs chinas, en las que muchos internautas lo condenaban.

«Este tipo de préstamos es como el opio», escribió alguien en Weibo, la principal red social china. «¿Por qué la autoridad regulatoria lo desatiende?».

Hay otros con menos compasión por la gente que se mete en los préstamos online. ¿Merecen compasión? No», escribe una persona. «Deberías gastar el dinero que seas capaz de ganar. ¿Por qué te gastas el dinero que no puedes obtener?». JD Capital Co. es una empresa de capital riesgo y capital inversión fundada en 2007. En agosto del año pasado, la empresa informó de que su plataforma Jiedaibao había recibido una financiación de 2.000 millones de yuanes (unos 270 millones de euros), «un récord para las finanzas digitales».

Contactado por the Guardian este miércoles, un portavoz de Jiedaibao ha condenado los «préstamos desnudos» y ha dicho que la empresa va a trabajar con la Policía en cualquier investigación sobre ese tipo de prácticas. «Esta clase de préstamos desnudos se aprovecha de la plataforma online para operar un negocio ilegal y abusivo offline», ha afirmado.

Esas declaraciones sugieren un cambio en la respuesta de la empresa. En su información, el Beijing Youth Daily cita a un representante anónimo de Jiedaibao que dice que la empresa no tiene control sobre ninguna petición de aval hecha por un prestamista como parte de «un acuerdo de intercambio privado».

Con información de Christy Yao