Muere Margarita Salas, referente de la ciencia en España

Autoría: Colpisa - Las provincias

Fue bioquímica, discípula de Severo Ochoa y pionera en la Biología Molecular y la Biotecnología entre los investigadores españoles

Ha fallecido Margarita Salas, bioquímica y discípula de Severo Ochoa. Fue pionera en la Biología Molecular y la Biotecnología en España con sus estudios sobre un virus, el bacteriófago 29. Y un ejemplo del trabajo de las mujeres en ciencia.

Natural de Canedo (Asturias, 1938). Hija de médico, Margarita Salas se fue a Madrid con 16 años para realizar las pruebas de acceso a la carrera de Químicas. Ahí comenzaba su camino, pero la vida de Salas cambió de verdad cuando, siendo una estudiante de tercero de Químicas, escuchó una conferencia del Premio Nobel Severo Ochoa.

Salas terminó su tesis sobre la especificidad anomérica de la glucosa-6-fosfato isomerasa y en 1964 se marchó con su marido, Eladio Viñuela, a la Universidad de Nueva York para trabajar de la mano del gran Severo Ochoa. En la Gran Manzana pasó tres años de plenitud, tanto profesional como laboral, en los que dejó atrás el «desierto cultural y científico» que era España, pero en 1967 regresó.

Si la ciencia son datos, los de Margarita Salas hablan por sí mismos: investigadora del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), autoridad mundial en el campo de la información genética, ha publicado más de 350 veces en revistas internacionales y diez en medios nacionales. Tiene ocho patentes y ha dado más de 400 conferencias. Obtuvo el Premio Rey Jaime I de Investigación en 1994 y fue elegida por la Unesco Investigadora Europea en 1999.

Margarita Salas, en el laboratorio del CSIC.

En 1995 fue nombrada directora del Instituto de España, el organismo que agrupa a las reales academias españolas, cargo que ocupó ocho años. Es doctora honoris causa en innumerables universidades y miembro de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, de la Academia Europea de Ciencias y Artes, de la American Society for Microbiology y de la American Academy of Arts and Sciences, además de presidir la Fundación Severo Ochoa.

Ocupaba la silla ‘i’ en la Real Academia Española (RAE), donde fue la primera científica, elegida el 20 de diciembre de 2001, y tomó posesión el 4 de junio de 2003 con el discurso titulado ‘Genética y lenguaje’. En la RAE, a la que acude incansablemente todos los jueves, se encarga de analizar los términos científicos.