Themis, lanza un manifiesto contra el auge de la extrema derecha en las administraciones

Autoría: AmecoPress

La Asociación de Mujeres Juristas Themis ha emitido un manifiesto que recuerda la importancia para al movimiento feminista de no ceder todo lo logrado en políticas de igualdad y denunciar aquellos pactos de la ultraderecha que pongan en riesgo los derechos de las mujeres.

En el texto manifiestan que el neofascismo de VOX, lleva en su programa político una idea central que se puede resumir en la siguiente frase: “Lo que nos hace diferentes es no doblar la cerviz ante el lobby de género”. Las políticas contrarias a la igualdad son, por tanto, un eje fundamental de su actuación y las han puesto en práctica nada más comenzar a andar, con su apoyo, el Gobierno de Andalucía.

Expone como estos partidos, han sustituido, el término violencia de género por el de violencia intrafamiliar para negar lo que es violencia de género y cómo están en contra de la Ley Integral, aprobada por unanimidad por todos los partidos políticos. También están en contra del Pacto de Estado, votado por todos los partidos políticos y del Convenio de Estambul, ratificado por el Parlamento español. Dejando patente su talante antidemocrático y contrario a la Constitución española.

Esta alianza de derechas se opone al aborto libre y a las listas paritarias. Entre algunas de algunas de las 100 medidas que propusieron antes de las elecciones están la de suprimir todos los “garitos feministas” subvencionados. El método que utilizan para intentar suprimir los servicios y centros que ellos llaman “chiringuitos feministas”, es el acoso y el miedo, exigiendo los nombres o los títulos profesionales de todas las personas que vienen desempeñando normalmente su trabajo desde hace muchos años.

Califican a VOX como un partido esencialmente misógino y machista, que en su punto de mira está echar abajo todas las políticas de igualdad. Para conseguirlo, quieren cortar de raíz todo aquello que pueda suponer una ayuda, un apoyo para las mujeres que necesitan librarse de sus maltratadores para no morir, ya que el 80% de las mujeres asesinadas no habían denunciado.

De manera que, el peligro que supone para las políticas de igualdad que VOX entre en gobiernos autonómicos o locales, no es sólo su paralización, lo que ya es muy grave, máxime cuando está pendiente de poner en marcha gran parte de las medidas del Pacto de Estado, sino la vuelta atrás de derechos conseguidos con muchos años de lucha feminista, siempre en contra del fascismo.

Al movimiento feminista le preocupa, que VOX haya obtenido un 10% de los votos en las elecciones generales, con tendencia a la baja, afortunadamente. Pero están alertadas por la facilidad con la que Ciudadanos y el Partido Popular han hecho suyo el discurso y las propuestas misóginas, machistas y contrarias a la igualdad de VOX. Porque el Partido Popular votó a favor de la aprobación de la Ley Integral contra la violencia de género. Porque ambos partidos, Cs y PP, votaron a favor de la aprobación del Pacto de Estado contra la violencia de género. Porque los dos partidos, Cs y PP, votaron a favor de la ratificación del Convenio de Estambul, que tiene como fin combatir todas, o casi todas, las manifestaciones de la violencia de género.

Desde Themis se preguntan: ¿Cuándo dicen la verdad? … ¿cuándo, a exigencia de VOX, afirman que la violencia que hay que combatir es la intrafamiliar?… ¿o cuando afirman que la violencia machista, la violencia de género, es estructural, es la mayor manifestación de la desigualdad entre mujeres y hombres y es prioritaria su erradicación? Porque esa es la finalidad, en síntesis, de la Ley Integral y del Pacto de estado.

Por las manifestaciones públicas representantes de los dos partidos, Cs y PP, se deduce que prefieren poner en peligro los derechos de las mujeres que avanzar en la igualdad. Y todo por unos pocos sillones. Ese es el valor de su renuncia a profundizar en la igualdad, en la reducción de las brechas de género, en la eliminación de la violencia de género, en la lucha, en definitiva, porque las mujeres también tengan una vida en paz. Esta es la realidad que con este manifiesto pretenden denunciar.

El texto concluye reiterando la enérgica oposición que el movimiento feminista va a efectuar mientras denuncian todos aquellos acuerdos de gobierno, donde quiera que se adopten, que supongan poner en riesgo los derechos de las mujeres.