Tipos de contratos

Al incorporarse al mundo laboral es importante conocer que tipo de contratos se pueden encontrar, así como qué derechos y deberes tiene el trabajador. Actualmente existen 16 tipos de contrato, aunque este es un número relativo que cambia en función de las nuevas leyes:

1. Contrato indefinido: es todo contrato que concierta la prestación de servicios por un tiempo ilimitado. Puede ser tanto de palabra como por escrito, con la excepción, de los acogidos al programa de fomento de la contratación indefinida, minusválidos, etc.

2. Contrato indefinido de fijos-discontinuos: es aquel que se realiza para trabajos que son fijos pero no se repiten en determinadas fechas, produciendo discontinuidad en el tiempo.

3. Contratación de minusválidos: existe la obligación de contratar a minusválidos en todas las empresas públicas y privadas que tengan 50 o más trabajadores. De la plantilla total de la empresa, al menos el 2% serán trabajadores minusválidos.

Incluye las siguientes modalidadaes:

  • Indefinida minusválidos: se utiliza para trabajadores con un mínimo de minusvalía reconocida del 33% ó más, y que estén inscritos en el INEM.
  • Empleo selectivo: esta modalidad regula la readmisión de trabajadores minusválidos, una vez recuperados.
  • Contrato para la formación de trabajadores minusválidos: el requisito necesario para que un trabajador acceda a este tipo de contratos, es tener una minusvalía igual o superior al 33%. Además, se establecerá, en convenio, la duración máxima del contrato, que no podrá ser superior a cuatro año.
  • Contrato en prácticas para minusválidos: para acceder a este tipo de contratación, además de tener un grado mínimo de minusvalía igual o superior al 33%, se fija como requisito la obtención de un título que le habilite para su profesión, el cual se haya obtenido en los últimos seis años a la firma del contrato.
  • Contrato temporal de minusválidos: desde el año 2002, las empresas pueden contratar temporalmente a trabajadores minusválidos.

 4. Contrato para el fomento de la contratación indefinida: tiene como objetivo facilitar el empleo estable para trabajadores desempleados y aquellos sujetos a una relación laboral de carácter temporal. Se concertará por tiempo indefinido.

5. Contrato para la formación: su finalidad es la adquisición de formación teórico-práctica necesaria para la realización adecuada de un trabajo que requiera algún tipo de cualificación o acreditación.

6. Contratos en prácticas: sirven para facilitar las prácticas profesionales a los trabajadores con título universitario o formación profesional de grado medio o superior, e incluso otros títulos, siempre y cuando estén reconocidos oficialmente como equivalentes y que habiliten para el ejercicio profesional.

7. Contrato temporal para trabajadores desempleados en situación de exclusión social: su objetivo es fomentar la contratación de aquellos trabajadores en situación de exclusión social, que están desempleados.

8. Contrato de obra o servicio determinado: es aquel que se firma para la realización de una obra o servicio, con autonomía y cuya duración sea incierta. Cuando se supere el año, para efectuar la extinción del contrato se necesita un preaviso de 15 días. Si el empresario lo incumpliera, se indemnizará por el equivalente al salario del plazo incumplido.

9. Contrato eventual por circunstancias de la producción: se celebra para responder a las exigencias del mercado, acumulación de tareas o exceso de pedidos, que surgen en la empresa, en un momento determinado.

10. Contrato de interinidad: su finalidad es sustituir a un trabajador con derecho a reserva de puesto de trabajo para cubrir temporalmente ese puesto de trabajo durante el proceso de selección o promoción, para su ocupación definitiva.

11. Contratación en sustitución por anticipación de la edad de jubilación: busca la contratación de trabajadores desempleados para sustituir a aquellos trabajadores que anticipen su edad ordinaria de jubilación de 65 a 64 años.

12. Contrato de relevo: en este caso concierta con un trabajador en situación de desempleo o que tuviera concertado con la empresa un contrato de duración determinada, para sustituir parcialmente a un trabajador de la empresa que se jubila de manera parcial.

13. Contrato a tiempo parcial: se utiliza cuando se acuerda la prestación de servicios durante un número de horas al día, a la semana, al mes o al año, inferiores a la jornada a tiempo.

14. Contratos de inserción: necesarios para participar en programas públicos de realización de obras y servicios de interés general y social. Sus objetivos son la adquisición de experiencia laboral y facilitar la mejora de la ocupación al desempleado. Se conciertan por un periodo de tiempo determinado, y siempre entre Administración o entidad sin ánimo de lucro y un desempleado para la realización de servicio de interés general o social. Los trabajadores contratados bajo esta modalidad, no pueden repetir su participación hasta pasados tres años.

15. Contrato de trabajo de grupo: se caracteriza por acordarse entre un empresario y el jefe de un grupo de trabajadores considerado en global, no teniendo el empresario derechos y deberes, sobre cada uno de los miembros, ya que el Jefe de Grupo tiene la representación de estos trabajadores, respondiendo de las obligaciones de dicha representación.

16. Contrato de trabajo a domicilio: se da cuando la prestación del servicio se realiza en el domicilio del trabajador, o en un lugar libremente elegido por él, sin vigilancia del empresario. Es importante que conste por escrito.

Para más información sobre cada contrato consultar el PDF.

Fuente: UGT

Tipos de contratos

pdf-icon