De la tradición a las redes 2.0

Autoría: Angustias Bertomeu
bolillera_tic

Sabemos que las mujeres son creadoras de redes desde los inicios, basadas en la transmisión oral, forjadoras de las redes domésticas para gestionar la intendencia familiar y de los afectos del grupo. Esta tradición sirvió para trasladar los saberes aprendidos a las redes sociales, como estrategia de participación del movimiento asociativo.

Ahora para las asociaciones de mujeres, se plantea otro paso a dar, participar en las redes 2.0, que han cambiado el panorama social y el proceso de creación del conocimiento. Es el momento de pasar de ser receptoras de información a poder ser productoras de contenidos. Este cambio aporta un nuevo valor, cuya relevancia depende de la presencia activa de las mujeres, de su creatividad y de la participación en las nuevas herramientas de escritura colectiva, los blogs, wikis, youtube, faceebok,…

Hasta ahora las actividades se quedaban en el ámbito territorial en el que se realizaban, pero desde el desarrollo de las TIC y las funcionalidades de la web 2.0 las podemos difundir exponencialmente, ofrecen multipresencia, pues podemos estar participando a la vez en una conversación con otro punto del planeta desde nuestra casa, la sede de nuestra asociación o empresa, si nos conectamos a través de Faceebok, Twitter, Twenti o red similar, se hará posible la participación colectiva. Su ventaja sobre la web está en la interacción, y por tanto en la participación.

Son nuevas formas de comunicar que generan nuevas formas de construir conocimiento. Recordemos que uno de los retos del movimiento de mujeres es crear pensamiento feminista, contenidos no sexistas, ampliar y difundir el saber de las mujeres, recuperar el patrimonio de las mujeres y difundirlo.

Producir contenidos y protagonizar la generación de ideas en esa escritura colectiva 2.0, es liderar la construcción del conocimiento.