El congreso internacional ‘Pensar el feminismo’ pide más mujeres referentes en los libros de texto

Autoría: moncloa.com

El congreso internacional «Pensar el feminismo, una mirada global» ha destacado la necesidad de avanzar en la inclusión de referentes femeninos en los libros de texto y de seguir aumentando la presencia de obras de mujeres en las bibliotecas para subsanar su ausencia.

Estas son algunas de las conclusiones del encuentro, presentadas este lunes en la biblioteca municipal de La Petxina de Valencia. Se celebró en mayo dentro del ciclo ‘Bibliotecas en igualdad’, organizado por la asociación Clásicas y Modernas para la igualdad de género en la cultura, con el patrocinio de la Concejalía de Acción Cultural y la dirección general de Cultura y Patrimonio.

En el simposio se inscribieron 2.630 personas a través de la web, con un total de 19.283. Contó con 20 ponentes de Australia, Latinoamérica, Londres, París, Estambul, Oviedo, Barcelona, Valencia y Alicante, detalla el consistorio.

Sus voces fueron un acercamiento a los retos del feminismo global, reflexionando desde varios enfoques sociales, filosóficos, culturales y literarios, reuniendo a teóricas y activistas de renombre en sus respectivas áreas. Se estructuró con cinco sesiones y doce ponencias de 45 minutos más 30 de debate y dos vídeos artísticos, un concierto de clausura y un vídeo de bibliotecas valencianas y sus fondos bibliográficos.

Del comité organizador, Marina Gilabert, Rosa Mª Rodríguez Magda y Angustias Bertomeu han presentado estas conclusiones tras agradecer a la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, y a la concejala Maite Ibáñez su apoyo para hacer posible este encuentro, así como a la exvicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo por sus palabras de bienvenida.

«El feminismo de la cuarta ola es un feminismo global que incorpora la mirada norte/sur, internacional e intergeneracional. Estamos asistiendo a un crecimiento internacional del feminismo, nuevos apoyos procedentes de todo el mundo a los movimientos de las mujeres contra la violencia y el acoso, nuevas formas de activismo creativo, fundamentalmente de jóvenes, que impulsan un nuevo dinamismo global», han expuesto, para destacar que «los hombres feministas han actuado como aliados importantes».

En este escenario, las ponentes creen que el feminismo actual ha de recuperar los retos pendientes de la segunda ola, y asumir las críticas del feminismo de la tercera, así como que es necesario lograr la plena equiparación de las mujeres en el ámbito de la cultura, la recuperación de sus aportaciones, seguir acrecentando la presencia de obras de mujeres en las bibliotecas para subsanar su ausencia, rescatar la memoria escrita y oral e implementar todas aquellas acciones que potencien el protagonismo y la difusión de las mujeres en el ámbito de la cultura».

El encuentro contó con la puesta en común de voces y biografías tan relevante del feminismo contemporáneo como Amelia Valcárcel, catedrática de Filosofía Moral y Política; Najat El Hachmi, escritora española de origen marroquí, premio Nadal de novela 2021; Wassyla Tamzali, abogada, escritora y militante feminista argelina, referente del feminismo laico en el mundo árabe-mediterráneo, o Victoria Sendón como filósofa, escritora y referente en España del feminismo de la diferencia.

También Sheila Jeffreys, profesora de Ciencia Política en la Universidad de Melbourne (Australia) y activista; Maxine Deirdre, socióloga y profesora en el University College de Londres; la filósofa valenciana Rosa María Rodríguez Magda, o la escritora Laura Freixas, entre otras intelectuales procedentes de Argentina, México o República Dominicana como Raquel Rosario, Laura Lecuona y María José Binetti.

Como concejala de Acción Cultural, Ibáñez ha celebrado que la red de bibliotecas municipales acoja la «vanguardia del pensamiento feminista» y que se doten de un marco de reflexión sobre los retos del feminismo en el siglo XXI.

Como «las bibliotecas son lugares para la reflexión, el conocimiento y el pensamiento», el proyecto compartido de «Bibliotecas en igualdad» puso en marcha acciones como compra de libros con perspectiva de género, ciclos de conferencias para visibilizar el espacio de la mujer en la cultura o las celebraciones del Día Internacional de la Mujer.