La tecnología impulsa la innovación y el empleo femenino

Autoría: Angustias Bertomeu
empleo femenino

La difusión de las tecnologías de la información y la comunicación en las últimas décadas, está acelerando los procesos de cambio económico y social hasta el punto de que el nuevo entorno en el que vivimos, trabajamos, nos relacionamos y pasamos nuestro tiempo de ocio ha pasado a ser considerado como la Sociedad de la Información1. Pero el acceso a las tecnologías y los beneficios que se derivan de su uso no son accesibles en condiciones de igualdad para toda la población, lo que plantea problemas de exclusión y brecha digital. Las mujeres encuentran más dificultades de acceso y menos beneficios en la SI. Una sociedad democrática no sólo debe pretender la igualdad en la SI sino que ha de luchar porque la SI contribuya a la igualdad de género.
Dentro de este cambio de rumbo, las mujeres han de estar presentes y ser protagonistas, no sólo por derecho propio y porque han de aprovechar en el mismo grado las oportunidades emergentes, sino también porque este cambio requiere del aprovechamiento pleno de sus contribuciones y talentos.
Sin embargo, como se ve a partir de la investigación realizada por el Centro E-Igualdad2 a través de su Observatorio3, los indicadores en materia de innovación y tecnología ponen en evidencia importantes brechas de género relacionadas con la participación de las mujeres en estos ámbitos, ya sea como líderes, creadoras o usuarias. Desde las brechas de género en materia de uso de las TIC, que se hacen visibles en forma de e-acceso, e-experiencia, e-habilidades o e-intensidad, pasando por la falta de presencia de mujeres en especialidades formativas de carácter técnico o científico, hasta su escasa participación en los espacios de toma de decisiones del mundo de la tecnología, todos los datos apuntan a que es preciso actuar para que las mujeres no se queden al margen y para que no se desaprovechen los aportes que las mujeres pueden brindar.
Esta situación tiene mucha relevancia para las mujeres emprendedoras, pues las rutas de la innovación pasan por la incorporación plena a la Sociedad de la Información. Si no se conocen las habilidades tic, no es posible aprovechar los recursos de relación personal o empresarial, de intercambio de conocimiento, y por tanto, no participar de las ventajas que ofrece para la economía y los negocios de las mujeres.
El pleno acceso de las empresarias a las TIC puede ser una vía muy importante para lograr una presencia más activa y competitiva de las mujeres en la economía y el desarrollo, así como un factor para la creación de empleo femenino, dado que las empresarias no sólo crean empleo para sí mismas sino que también lo hacen para otras mujeres.

(1) Castaño, Cecilia. Amantes y distantes. Centro E-Igualdad 2009

(2) Centro E-Igualdad. www.e-igualdad.net. Constituido por Asociación E-Mujeres (A. Bertomeu), Fundación Directa (Ángeles Sallé) y UCM (Cecilia Castaño).

(3) Observatorio E-igualdad de la Universidad Complutense de Madrid. Informe ‘La brecha digital de género: Amantes y distantes’, correspondiente a su fase de investigación 2007-2009.