Andrea ante las declaraciones de Gallardon

Autoría:

La Asociación ANDREA, ante las  declaraciones realizadas por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, sobre la decisión de  modificación de la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo,  Opina qué, «degradan a las mujeres», persiguiendo anular sus derechos y libertades y los del conjunto de la sociedad.

Estas declaraciones, retrotraen a la época del franquismo y son más propias de un fundamentalista religioso que de un ministro que trabaja por la democracia».

Bajo un discurso aparentemente humanista, de defensa de la mujer, la vida y la maternidad, lo que se pretende es restringir aún más el derecho de las mujeres a una sexualidad libre, independiente de la reproducción y su derecho a decidir sobre el ejercicio de su maternidad.

¿Cómo un ministro que pertenece al equipo de gobierno que más recortes de derechos individuales ha llevado a cabo, puede permitirse el lujo de declararse protector de los derechos de un no-nacido, así como juzgar y criminalizar decisiones personales de la mujer respecto a su cuerpo? ¿Quiere  utilizar este tema que sabe generador de confrontación  ciudadana, como una excusa para que nos olvidemos de sus actuaciones responsables en apoyo a las medidas ante la crisis que están llevando a la miseria y  negación de una vida digna para muchísimas personas? Utilizar el tema del aborto para dividir, distraer y complacer a la derecha mas reaccionaria de nuestra sociedad es muy ruin!!! Cual será la siguiente? Que tenemos que aceptar los hijos e hijas que Dios  nos de  y con la mantilla puesta? O sencillamente que para solucionar los problemas  de la crisis, lo que tenemos que hacer las mujeres es quedarnos en casa cuidando y punto. Además sin ayudas ni dinero. Gratuitamente!!!

La interrupción voluntaria del embarazo se tiene que realizar en condiciones de libertad, seguridad y legalidad, y por ello reclamando  la no modificación de la ley de salud sexual y reproductiva e interrupción voluntaria del embarazo, si ello supone ir en detrimento de los derechos y coberturas que actualmente recoge la norma legal.

Norma que en muchísimos lugares como Navarra, sigue sin cumplirse en la seguridad social.

Con los planteamientos de Gallardon de retroceso en más de 30 años, la garantía para Navarra será igual que entonces: Nula. El Gobierno navarro podrá volver a acogerse a nuevas triquiñuelas para que el aborto no pueda realizarse una vez más en nuestra comunidad.