Ante las declaraciones de Alberto Ruiz Gallardón sobre el aborto

Autoría:

La Secretaría Confederal de la Mujer de Comisiones Obreras lamenta las desafortunadas declaraciones de Alberto Ruiz Gallardón, ministro de Justicia, en las que afirma que “La violencia de género estructural” lleva a las mujeres a abortar.

Nos permitimos recordarle que una de las principales prioridades del Gobierno es prevenir la violencia machista allí donde se dé (en las parejas, en las calles, en las aulas, en el trabajo) y proteger a las víctimas de violencia de género. Asimismo su obligación como ministro de Justicia pasa por trabajar en la persecución del delito de maltrato, especialmente cuando el resultado de dicho maltrato es la muerte.

La principal amenaza de las mujeres está en la discriminación laboral (en el acceso, en la promoción y la permanencia en el empleo, en los salarios…) que ocasiona empobrecimiento y lleva a muchas mujeres a depender económicamente de terceras personas. Una situación de inseguridad que no permite tener expectativas para el presente ni proyección de futuro. Inseguridad que lleva a muchas mujeres que sufren maltrato a aguantar situaciones intolerables debido a su carencia de recursos y su falta de autonomía.

Las mujeres ya tienen mucho “trabajo” (no remunerado), pero lo que quieren es “empleo”, pero no un empleo cualquiera sino de calidad. La sociedad además necesita de servicios públicos que permitan atender las necesidades de menores y de personas dependientes, una tarea que sigue recayendo fundamentalmente en ellas.

Las mujeres defienden la vida porque dan vida, pero han de decidir cuándo desean ser madres. La maternidad no es un derecho, es una opción. El aborto sí es un derecho y Comisiones Obreras continuará apostando por el derecho a decidir de las mujeres.