Comunicado CCOO

Autoría:

Barroso ha utilizado a Rus como el “mal ejemplo político a no seguir” durante su intervención en el seminario sobre detección de violencia simbólica, realizado por CCOO en Castellón. El objetivo de esta iniciativa itinerante es analizar y debatir la percepción de la violencia contra las mujeres en ámbitos públicos, a través de discursos estereotipados, del que muy a menudo los medios de comunicación son caja de resonancia.

La secretaria de la Dona ha condenado la frivolidad de determinadas intervenciones públicas, “sobre todo cuando las personas emisoras ostentan un cargo que les otorga la responsabilidad de representar a la ciudadanía”. Barroso también ha lamentado el uso  distorsionado del espacio comunicativo que se concede a una persona en virtud de un cargo, máxime si ésta aprovecha esa notoriedad para “desahogos personales”, contribuyendo a perpetuar estereotipos que agravan las desigualdades.

Respecto a la desafortunada invitación realizada por el presidente de la Diputación de Valencia, CCOO recuerda que el desarrollo cotidiano del Plan de Igualdad compromete a todas aquellas personas con responsabilidad política en el País Valenciano a “fomentar una imagen igualitaria entre mujeres y hombres”, y que esto incluye, muy a su pesar, a Alfonso Rus.

Cándida Barroso destaca que no se trata de un  tema menor, ya que el Plan de igualdad es una herramienta propia de la que se dota el Consell en cumplimiento de las normativas europeas y que, por tanto, posee rango normativo. Por tanto, la responsabilidad última de hacer cumplir dicha herramienta de buen gobierno corresponde a Alberto Fabra.

“No es la primera vez que este ‘señor’ demuestra que no considera a las mujeres ciudadanas de pleno derecho”, lamenta la responsable sindical. A su juicio, una autonomía que se adelantó a la puesta en marcha de la ley de igualdad no puede consentir que un alto cargo público desvirtúe las herramientas comprometidas desde la GVA para que hombres y mujeres sean iguales en dignidad, derechos y deberes.

Desde CCOO PV recomiendan a Rus que lea el Plan de Igualdad, concretamente los compromisos a los que se obliga como cargo público:

Sensibilizar a la sociedad sobre el uso no sexista del lenguaje.

Potenciar la elaboración y difusión de materiales que transmitan una imagen no estereotipada de la mujer.

Sensibilizar a la sociedad animándola a denunciar la utilización de la imagen sexista de las mujeres potenciando el Observatorio de Publicidad no Sexista.

Impulsar medidas para modificar patrones de belleza que repercuten negativamente en la salid de las mujeres.

Para CCOO PV, las y los responsables políticos deben ser modelo de comportamientos éticos e igualitarios, por lo que exigen depuración de responsabilidades y la dimisión de Rus por resultar “indigno de representarnos”.

Por último la Secretaria de la Dona anima a todos los valencianos y valencianas a denunciar ante el Observatorio de Publicidad no sexista y ante el Presidente de la Generalitat todo tipo de conductas sexistas y vejatorias.