Derechos Humanos de la Ciudadanía

Autoría:

Desde la Coordinadora Española para el Lobby Europeo de Mujeres que cuenta con 30 Organizaciones de Mujeres de todo el Estado Español y por tanto representa a miles de mujeres, queremos manifestar nuestro rechazo a las políticas de recortes que está llevando a cabo el Gobierno de España.

Es indignante que a la ciudadanía se nos inste para llevar a cabo austeridad en nuestras casas cuando los poseedores de grandes capitales de este país no pagan los impuestos que le corresponden en relación a su fortuna, pero sí que van a obligar a pagar las medicinas a las y los pensionistas que generalmente tienen pensiones que rondan los 500 € al mes, eso sin contar con los cientos de miles de personas que por no haber podido cotizar reciben una prestación social de 300 € al mes.

El aumento en el pago de tasas universitarias que este Gobierno acaba de anunciar supondrá que cada alumn@ pagará 540 € más al año en el coste de la matrícula para las y los estudiantes que se matriculan por primera vez y las y los que repitan podrían llegar a asumir el 100% del coste de una plaza, entre 5.000 y 7.000 euros, a la vez que se reducen drásticamente el programa de concesión de becas, sin embargo no conocemos cómo se
ajustarán los impuestos que pagan futbolistas y otros sectores que perciben sueldos por ocupar más de un cargo público y gozan de auténticas fortunas. Por otra parte, el gobierno paraliza en su plan la creación de escuelas infantiles para niñas y niñas de 0 a 3 años, una de las mayores herramientas de conciliación.

Con los recortes y los bloqueos en Sanidad, las operaciones se van a reducir a aquellas que sean a vida o muerte, con todo lo que ello supone, y conocemos a profesionales de la medicina que estarían dispuestas a operar fuera de su horario y sin cobrar pero que no pueden hacerlo porque no cuentan con lo necesario en los quirófanos para operar, como la anestesia.

En cuanto a la Reforma Laboral, las medidas adoptadas nos retrotraen a la Revolución Industrial del s. XIX en el que mujeres, hombres y niñas y niños trabajaban en condiciones de esclavitud mientras una elite gozaba de enormes privilegios y grandes riquezas, tal como sucede en pleno siglo XXI que mientras la mayoría de la población está padeciendo una crisis durísima en la que no se tiene para comer o pagar la luz y el butano, hay personas que gozan de una casa en el complejo de lujo Sotogrande donde se tiene la posibilidad de tener el coche y el velero en la puerta de la casa.
Mientras todo esto sucede y se recortan derechos, bienestar y salud de una forma sangrante, la Iglesia en este país sigue contando con la misma financiación del Estado.

Señoras y Señores, abran los ojos y consideren las vidas de millones de personas que están siendo desahuciadas de sus hogares sin tener recursos para vivir en otro sitio, los millones de personas que han perdido o en este momento están perdiendo sus empleos, las personas que viven con 400 euros al mes sin ni siquiera estar dadas de alta en la seguridad social, personas mayores enfermas y dependientes que mueren en la más terrible de las miserias, las mujeres que son asesinadas porque el patriarcado aun consiente a los varones considerarse dueños de sus compañeras, esposas o novias.
Señoras y Señores del Gobierno, es un gran error paliar esta crisis que es mundial privando de derechos fundamentales a las más y los más pobres.