Europa avanza, aquí…

Los logros de la UE en la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres han contribuido a mejorar la vida de la ciudadanía europea. Recientemente ha habido signos esperanzadores: más mujeres en el mercado laboral (del 52 % en 1998 hasta una media europea del 60 %) y mejor formación académica y profesional. Las jóvenes (de 20 a 24 años) representan el 59 % de los licenciados universitarios en la UE. Subsisten, no obstante, diferencias de género en numerosos campos. En el mercado laboral, las mujeres siguen estando sobrerrepresentadas en los sectores peor remunerados e infrarrepresentadas en los puestos de toma de decisiones. La maternidad impide que crezca la tasa de empleo femenino; las mujeres empresarias representan solo un 33,2 % de las personas autoempleadas. Además, las mujeres siguen haciendo más horas impagadas que los hombres, o sea trabajo gratuito de cuidados y tareas domesticas.

La violencia de género sigue siendo una cruda realidad que es percibida por las europeas como uno de los mayores peligros en sus vidas y por los europeos, con más equidistancia, aunque comprendiendo cada vez más las razones de fondo que la provocan: La desigualdad, distinta socialización de hombres y mujeres y una consecuencia del sistema sexo-género. . Recordando qué una de cada cuatro personas en Europa conoce a alguien que la ha sufrido.

Por todo ello, la Comisión Europea ha adoptado una estrategia quinquenal para fomentar la igualdad de hombres y mujeres. Se pretende, en especial, un mejor aprovechamiento del potencial femenino, contribuyendo así a los objetivos globales económicos y sociales de la UE. Traduce los principios establecidos en la Carta de la Mujer en medidas específicas que van desde un incremento del número de mujeres en consejos de dirección hasta la lucha contra la violencia de género.

Como dice Viviane Reding, Vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía «Para volver a poner en marcha el motor del crecimiento, Europa debe aprovechar mejor el talento de las mujeres. Yo no abogaba antes por cuotas femeninas en puestos de responsabilidad pero en el futuro, ante la falta de progreso en este campo, podríamos tener que pensar en adoptar iniciativas a nivel europeo”.

La Comisión establecerá algo tan importante como es, el Diálogo sobre Igualdad de Género al máximo nivel que involucre al Parlamento Europeo, a las presidencias del Consejo, a los socios europeos en política social y a la sociedad civil para evaluar el progreso obtenido en la aplicación de la estrategia.

Hasta aquí, estupendo. No me queda tan claro como pretenden lograr que se incorporen más mujeres al mercado laboral y que la La maternidad no sea penalizadora, con iniciativas como aumentar el permiso maternal a 20 semanas y no regular nada sobre el permiso paternal, en cuanto a que sea igual en tiempo e intransferible.

Por aquí…. Claramente se retrocede. Es difícil encajar el ser un país pionero en Europa, con medidas como la supresión del ministerio de igualdad. E insito, el Ministerio. Parece que en este caso en lugar de abordar el cambio de quién lo dirigía, si es que así se hubiera considerado, se ha ido a lo fácil, suprimir el organismo. Supresión, que significa un paso atrás en la aplicación de la medida 203 de la Plataforma de Acción de Beijing 1995, que establece “que la responsabilidad del avance de las mujeres recaiga en las esferas más altas de gobierno, que tenga mandatos y atribuciones claramente definidos y que tenga recursos humanos y materiales suficientes”. Supresión que es una autentica contradicción con la idea de que la igualdad debe de ser algo transversal, impregnador de todas las políticas, no solo las de sanidad o bienestar social. Y que mientras no sea así en su práctica cotidiana (Y no lo es, ya que los datos y hechos cantan), es necesario un organismo autónomo con capacidad de incidencia en todos los aspectos, temáticas y lugares. La justificación de que ha sido por ahorrar, no se la puede creer ni quien la dice. Recordar que el presupuesto de este ministerio era 0,03% del Estado. Que solo se quitaran-cambiaran? tres personas. El resto son funcionarias y por tanto se quedan. Y bueno, que la misma Bibiana Aido va a cobrar más en su nuevo cargo qué de ministra. Si se trata de ahorrar, ¿como permiten qué por Ej. La Xunta con dinero público, pague 6.451 euros por cada minuto de la visita del Papa?

Conmigo no cuenten. Mucho menos, para que las políticas de igualdad pierdan recursos humanos y materiales, se recorten los programas presupuestarios de Igualdad de Oportunidades entre mujeres y hombres, los de actuaciones para la prevención integral contra la violencia de género, los de la autonomía personal y atención a la Dependencia, o se pretenda derogar la ampliación del permiso de paternidad ya legislado.

Sin olvidar qué el Gobierno ha dejado de ser paritario.

En este retroceso, hay que entender que las declaraciones del alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, sobre lo que le inspiran los “morritos” de la actual ministra de Sanidad, Leire Pajín, y su posterior reafirmación disfrazada de petición de disculpas (“me recuerda a un personaje de dibujos animados”) no hayan sido motivo de repulsa y solicitud de dimisión de su cargo por parte se su partido, el PP. Esas declaraciones son incompatibles con un cargo de representación como el de alcalde de una capital. Pero también es cierto que esas declaraciones caen sobe mojado en el PP (Un responsable de justicia, Federico Trillo que lanzó un euro a una periodista que le hizo una pregunta incómoda. Nombraron presidente de honor al señor Aznar que incrustó un bolígrafo en el escote de otra informadora en lugar de responder a sus preguntas.El presidente fundador Fraga, comparó a los indecisos a la hora de votar con “las mujeres que no saben con cuántos se acuestan” ) .Un partido que tiene recurrida ante el Constitucional la ley que da derecho a las mujeres a decidir sobre su maternidad. Llevó a los tribunales la Ley de Igualdad y da pábulo a quienes extienden la idea de que abundan las denuncias falsas por maltrato.

Mirando la botella medio llena, me alegro de qué se estén planteando la contabilización de la maternidad en las pensiones. Que se haya celebrado, estos días el Congreso de Feminismo Islámico, cuyo objetivo ha sido ayudar a erradicar estereotipos, pues como dice una de sus portavoces, laure Rodríguez Quiroga, “La Comisión Islámica de España, órgano que hace negociaciones con el gobierno español, está representado únicamente por hombres musulmanes y esto es algo que se debe cambiar, esto sí es prioritario, no el hecho de cómo va vestida la mujer”. De qué a pesar de las cifras escalofriantes de violencia de género, hay cada vez más mujeres que salen de ese horror, denunciando todo lo que no se cumple. O como otras continúan rompiendo techos de cristal.

Como no, en esa mirada de la botella, me alegro de que cada vez se pronuncien más hombres contra la violencia de género y a favor de la igualdad. Por que la igualdad, No da igual.