Publicidad: ¿Golpe a la zorra o el mono perezoso del calendario de Pirelli?

Tengo que reconocer de antemano, que a mi me gusta la publicidad que impacta y hace pararse a pensar. Pero también que sea clara y explicita en su mensaje, independientemente de que comparta el contenido Que impacte para hacer debate social y no que pase sin más por nuestra vida, influyéndonos en nuestro pensamiento sin enterarnos o sin cuestionar las ideas dominantes del tipo que sean. Y esto viene a cuento de dos propagandas que han salido estos días. Una, en relación con el tema de los malos tratos a las mujeres, titulada “Golpea a la zorra”, de una ONG Danesa y otra, el calendario Pirelli 2010 del fotógrafo Terry Richardson.

La primera ha sido tildada de  cruel, en la medida que se ve muy claro como  cada vez que una mujer le dice algo al agresor, este le pega un puñetazo. Y nos  hace sentir como suena el golpe, como la va marcando. Y también como repite una y otra vez, cada vez que ella responde. Y esto, en  una realidad  mundial, en la que una de cada tres mujeres es golpeada, obligada a mantener relaciones sexuales o padece algún otro tipo de abuso, no hace más que mostrar lo que realmente es: golpes, uno detrás de otro, deterioro, ensañamiento cada vez que  dices algo y sobre todo, el pensamiento que está detrás: ¡Zorra, te lo mereces! Así qué para mi es, una buena publicidad, clara y que hace pensar sobre una realidad de conculcación de derechos humanos. No intentemos ocultarlo o suavizarlo. Esta es una parte de la verdad de las relaciones entre hombres y mujeres en el mundo. Y para cambiarlas hay qué explicitar de qué hablamos. Hay que conseguir que  algunos  se sientan incómodos y por tanto rechacen esta forma de actuar e increpen a aquellos hombres qua ejercen la violencia de género en sus diferentes variantes en sus relaciones. Y otras, digan ¡Basta! Esto no lo quiero ni para mí  ni para ninguna otra mujer. Y de verdad, ¡lo que no se muestra no existe!

La segunda, se nos vende como el calendario que nos muestra la belleza de brasil. Bueno pues esta si que es una propaganda poco clara y subliminal, ya que en realidad nos dice que algunas chicas brasileñas están muy buenas y que aunque no puedas acercarte in situ a tenerlas, podrás soñar y  disfrutar de ellas en tu trabajo especialmente si estas en un taller, camión… Algo así como: “Chicos a qui tenéis a estas buenazas. Haceros pajitas. Animaros para llegar  a casa y pedir guerra o buscarla en las que veáis por la calle. Bueno y si no les apetece, no hagas caso. Ya sabes que el No de una mujer en realidad quiere decir SI. ¡Son Tan rebuscadas!.

Y hablando de la belleza de Brasil”, ¿es que en Brasil no hay hombres? Y  por qué no aparecen también mujeres como  Nilcea Freire y otras muchas líderes que se dedican a trabajar para  hacer que ese precioso Brasil, sea cada día un poco más justo y bello para todos sus habitantes, mujeres y hombres.. E insisto, solo pido que sean claras y no nos den mono por ….

Publicaciones Similares