Tengo fibromialgia, no soy vaga

El dolor es generalizado. Tiene días en que es más o menos soportable. No se si es agudo o no. Sé que es intenso, crónico y que como el niño Jesús, con él me acuesto y con el me levanto. Hablo de esa enfermedad que hasta hace unos años era cosa de “histéricas”, inventos de esas mujeres que aprecian constantemente en el centro de salud y que nadie escuchaba, ya que como no se sabía nada, se catalogaba de enfermedad inventada y escasamente estudiada.

El tema ha sido duro: hacer entender a la clase médica que aunque no se vea, existe. Y que necesita tratamiento específico. En el camino, personas que han sido despedidas injustamente, por que no legaban a poder rendir en algunos trabajos. Otras incomprendidas en su entorno, pensando que el problema era sin más una depresión, quizás ligada al paso de los años o vagancia. Pero no, va y es verdad y además afecta en el 99%, hasta la actualidad a mujeres, por lo que seguro que tendrá mucho que ver con la doble y triple jornada de trabajo realizada durante muchos años y ese continúan de tener cincuenta cosas en la cabeza, otras tantas preocupaciones y muchas tareas que desempeñar todos los días del año.

Además afecta  a personas que han sido muy activas, con lo que refuerzo mi impresión de que puede tener algo que ver con el desgaste continuado.

Y claro las consecuencias son terribles: pasar de hacer cinco actividades  a la vez y estar al tanto de todo o de aquí para allá, sin apenas descansar, a tener que tumbarte, por que no te puedes mover y que no hay nada que lo cure de forma generalizada, solo hay tratamientos que alivian y además en este momento ligados exclusivamente a antidepresivos. ¿Por que no se investiga un poco más? ¿Por que seguimos siendo casi el 100 % mujeres?

En este momento, en Navarra ya hay dos asociaciones trabajando por este tema: Frida y Afina. Gracias a su labor la fIbromilagia se va popularizando y dejando de ser una enfermedad inventada.

Pero yo, como afectada, todavía me atrevo a pedir:

  • La garantía de que se va a hacer una revisión de género, es decir, desprejuiciada, de los conceptos de salud y enfermedad. No es casualidad que las enfermedades que menos han sido estudiadas en la historia de la medicina sean aquellas en el que el porcentaje de mujeres es muy alto.
  • Avanzar en el diagnostico y el tratamiento de la fibromialgia. Queremos que se acabe con nuestros dolores y se nos tenga en cuenta.
  • Que la FIBROMIALGIA se incluya en el PLAN DE SANIDAD y sea reconocida como enfermedad que puede llegar a ser incapacitante.
  • Que se  prepare a personas médicas especialistas en Fibromialgia.

Que  somos enfermas reales, no somos ni vagas, ni estafadoras, SOMOS PESONAS ENFERMAS DE FIBROMIALGIA