Tolerancia

Autoría:

Desde los ámbitos de la derecha española, que incluye todo un conglomerado mediático e institucional, parte de la jerarquía eclesiástica incluida, se apela a una nación de individuos iguales por encima de una nación de naciones. En principio, nada que objetar. Sólo que cuando ponen los derechos individuales por encima de los colectivos parece que defienden más a un tipo de individuo que a todas y todos los individuos sin exclusión.

Para defender la igualdad no basta con hacer declaraciones huecas. Hay que defender sin reservas los derechos de lesbianas y gays, los derechos de las y los inmigrantes, en definitiva, los derechos individuales de quienes viven en las periferias del «individuo» abstracto que aparece en las leyes. No basta con defender los derechos; hace falta materializar con propuestas la igualdad de trato a quienes padecen discriminaciones. Y de eso no nos llega desde los altavoces mediáticos de una parte de la derecha española.

Durante el pasado domingo hice el firme propósito de ser tolerante, por algo se celebraba el Día de la Tolerancia. Sintonicé el dial donde habitualmente no suelo hacerlo. Escuché opiniones y argumentos que no comparto en un intento activo de comprender desde el respeto. Pero es un ejercicio bien difícil tolerar a quien se muestra intolerante hacia las ideas de los otros. Por ejemplo, cuando se propagan diatribas en un tono desmesurado. No sólo no respetan a las y los individuos que no son como deberían ser. Ni respetan, ni aceptan, ni aprecian la rica diversidad, «de las culturas de nuestro mundo, de nuestras formas de expresión y medios de ser humanos», tal y como reza la definición de tolerancia que realizó la ONU. No respetan los sentimientos de pertenencia que tienen las personas y destilan una palpable intolerancia cuando hablan de «los vascos» o de «los catalanes», simplificando además en este plural a la diversidad de vascos y catalanes. Las identidades no se establecen por decreto. Una verdad de Perogrullo, de la que no se percatan incluso ciertas voces que van de tolerantes.